¿Basta una Ley para Frenar el Lavado de Dinero?

Primary tabs

Doscientos años después del inicio de la guerra contra España por la independencia y cien años más tarde del comienzo de la revolución de 1910, México está inmerso en una guerra contra el narcotráfico y el crimen organizado, expresión de la descomposición de la sociedad mexicana y de la falta de alternativas de estudio y empleo de millones de mexicanos que, ante la falta de alternativas políticas para luchar por los cambios estructurales que exige la transformación económica y social de México, se suman cada día a las filas paramilitares de los diferentes carteles que operan en el país.

Ninguno de esos carteles surgieron de manera espontánea, son la expresión de la descomposición social que está viviendo México desde hace varios años, caracterizada por la falta de oportunidades para estudiar, trabajar y obtener un salario digno de millones de mexicanos.

Pero también, esto es la consecuencia de la carencia de alternativas políticas para los ciudadanos, a través de las cuales puedan luchar por la transformación del país y no por el encumbramiento político individual y mezquino como sucede actualmente, gracias a que los partidos políticos se han convertido en un medio para ello, aglutinando una clase política que ha hecho de la política una forma de vida y se ha convertido en parásito de la sociedad para servirse de ella.

Las medidas anunciadas ayer jueves por el presidente de México para luchar contra el narcotráfico, el crimen organizado y el lavado de dinero, han sido bien recibidas por la comunidad internacional, en medio del anuncio trágico del asesinato de inmigrantes ilegales en Tamaulipas, que pusieron los ojos de todo el planeta sobre la evolución de los hechos en México, y seguramente ahora será objeto de discusión entre quienes habían criticado la falta de ellas para tocar la columna vertebral del crimen organizado: el lavado de dinero.

El lavado de dinero, conocido también como lavado de capitales, de activos, blanqueo de dinero o capitales, etc., es el medio por el cual se oculta la procedencia de cuantiosos recursos financieros, originado en actividades ilegales como tráfico de drogas, contrabando de armas, corrupción, desfalco, fraude fiscal, crímenes de cuello blanco, prostitución, malversación pública, extorsión, trabajo ilegal, piratería, etc.. Así hemos visto salir más de un nuevo rico al concluir un sexenio y no siempre relacionado con el crimen organizado.

Pero ahora se trata de limitar las actividades del crimen organizado, quien ha encontrado diversas formas de lavar dinero en México, por medio de transferencias electrónicas, cambio de dólares en casa de cambio, tarjetas de prepago, etc. El presidente Felipe Calderón ha fincado su propuesta para luchar contra el lavado de dinero en cuatro ejes estratégicos, que como él ha dicho, sin duda modificará “muchos hábitos de la vida económica del país”, pero sin medidas como estas será imposible frenar lo que parece imposible, pues como lo señala el dinero ilícito es vital para los criminales y es vital también para financiar sus actividades, este dinero que se obtiene de manera ilegal se introduce de manera relativamente accesible hasta ahora en nuestra economía formal.

Sin embargo, la iniciativa de Ley federal para la prevención e identificación de operaciones con recursos de procedencia ilícita y de financiamiento del terrorismo, por si solo no será suficiente para frenar las actividades criminales, hará falta no solo su aprobación por el congreso y las correcciones correspondientes, sino también establecer los mecanismos para aplicarla y hacerla cumplir, de lo contrario se abrirá una nueva fuente de corrupción y una vía para fomentar en enriquecimiento ilícito de nuevos funcionarios, en un cuento de nunca acabar en el país.

Como citar este artículo: 

JOSE LUIS ORTIZ SANTILLAN (27 de Ago de 2010 - primera publicación: 2010). "¿Basta una Ley para Frenar el Lavado de Dinero?". [en linea]
Dirección URL: https://www.zonaeconomica.com/basta-ley-frenar-lavado-dinero (Consultado el 23 de Nov de 2017)




Temas de Economía: 
Empresas: 
Secciones: