Sartori

Primary tabs

EL LEGADO SARTORI:
MUERE UNO DE LOS REFERENTES CONTEMPORÁNEOS DE LA SOCIOLOGÍA Y LA CIENCIA POLÍTICA

Giovanni E. Reyes

Una de las críticas más mordaces, que se le hacen a las “ciencias no cuantitativas, o suaves” –en contraposición a las “de cuantificación o duras”, más inclinadas estas últimas en pro de métodos empíricos- es que en ocasiones, la generación de nuevos conceptos son aspectos esencialmente formales, dejando de lado aportes substanciales.

Un ejemplo de esto: la “postverdad”. No se trata auténticamente de un constructo nuevo, un nuevo concepto. En lo fundamental es algo que ya sabíamos. Es lo que llamamos mentira, engaño, falsedad, ficción, abierta tergiversación de términos. Pero “postverdad” tiene ese perfumillo de “novedoso”, de algo sujeto a la moda. Y como nuestra sociedad vive a salto de mata, consumiendo comida y “pensamiento” rápido, superficial, no importa mucho profundizar en los asuntos.

Eso al final nos conduce a, por ejemplo, la elección de “líderes” como Trump, a los resultados del “brexit” o a la rabia de sectores contra negociaciones que buscan terminar conflictos armados. Para esto hay ejemplos varios: el problema del Kurdistán, la creación del Estado Palestino, el referéndum separatista de Escocia, o los acuerdos de fin del conflicto armado con las FARC en Colombia.

Es precisamente esta temática –construcción “novedosa” de conceptos, moda de postulados en ciencias sociales, predominancia e influencia de medios de comunicación masivos en la vida cotidiana de la sociedad, papel de los partidos políticos y sistemas democráticos abiertos- la que ha abordado el cientista social Giovanni Sartori, nacido en Florencia, Italia, el 13 de mayo de 1924 y muerto tan sólo ayer, el 4 de abril de 2017.

Sus aportes lo han convertido en todo un referente de las ciencias sociales, en especial de la sociología, disciplina que ocupa el eje central de los estudios de sociedad, y de la ciencia política. Esta rama la abordó en función de los partidos, los roles de transición y de representatividad respecto al poder público, componentes del institucionalismo, de sociedades, mercados y sistemas políticos incluyentes.

Sus contribuciones le llevaron a ser galardonado con el premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales en 2005. En 2009 le fue otorgado el Premio Karl Deutsch. Se le otorgó el Doctorado Honoris Causa de varias universidades, entre ellas: Universidad de Guadalajara y Nacional Autónoma en México, Complutense de Madrid, España; y Georgetown en Estados Unidos.

Como era de esperarse de un intelectual público, trató de acercarse a auditorios más generalizados, siendo frecuente articulista del diario italiano Corriere della Sera. Sus trabajos no estuvieron exentos de polémica. Se le atribuye el ser insistente sobre el hecho de que las perspectivas tanto científicas o filosóficas, o periodísticas, no debían estar comprometidas con la imparcialidad, sino estrictamente con la verdad y con la contribución a la mejora social que se pudiese llevar a cabo.

Sartori fue enfático en subrayar que, con base en la definición inicial o clásica de democracia, los sistemas políticos que tenemos hoy en día, distan mucho de concretar sus aspiraciones originales. Sus propuestas incluyen remarcar que los sistemas políticos no pueden ser tan efectivos como quisiéramos dado que no se cumplen supuestos esenciales para que el sistema democrático representativo funcione eficazmente.

Entre esos supuestos fundamentales está el que los ciudadanos estén informados, mínimamente interesados en la participación, en que exista un sentido colectivo acerca de la importancia de la delegación del poder público y que se tengan criterios sobre la elección de las diferentes propuestas políticas. Se falla en que los sistemas de partidos, los que, más que ofrecer programas y plataformas de conducción de sociedades, se llegan a enzarzar en disputas más cercanas al “marketing” político y a concursos de popularidad, que a propuestas de conducción de los Estados.

A partir de esos conceptos, Sartori plantea el término “Homo Videns”, esto es, la humanidad que actúa con base en los referentes de la televisión en particular y de los grandes medios de comunicación social en general. Fue un crítico acérrimo de los contenidos de esos medios y de su influencia en la conducción social contemporánea.

En especial en los trabajos últimos, Sartori enfatizó que el problema de los recursos del planeta, del calentamiento global, se relaciona con la sustentabilidad del crecimiento económico y el uso racional, es decir sostenido de los recursos y los sistemas naturales. Consideró que uno de los aspectos clave de este asunto es el aumento de población, el acceso a los recursos y las repercusiones que tiene la pobreza asociada a la utilización no sostenida de recursos del medio ambiente.

Sartori fue enfático en sugerir cómo los conocimientos adquiridos mediante las ciencias políticas debían aplicarse –adaptándose creativamente a la dinámica de escenarios particulares- al diseño y gestión de entidades públicas incluyentes. Esto desde luego, choca con los principios neoliberales más a ultranza y de componentes del denominado Consenso de Washington.

Según estos postulados de tinte más neoliberal, el mercado tiene la capacidad de resolver los problemas fundamentales de asignación de recursos, métodos de producción y distribución de bienes y servicios en la sociedad. El tamaño del Estado debe reducirse a partir de una drástica disciplina fiscal, y dejar en manos del “mercado” los tipos de cambio monetarios.

Sartori se muestra crítico con los resultados de la aplicación de estos principios. La evidencia le es favorable. Tómese en cuenta que durante el período 1960 a 1980 –aplicación de los principios liberales keynesianos, tendientes a una economía social de mercado- el crecimiento de los países más desarrollados fue de 3.5 como porcentaje promedio anual y de 3.2 por ciento para los países en desarrollo. Esas mismas cifras durante 1980 a 2005 –período de aplicación neoliberal- fueron de 2.0 y de 0.7 de porcentaje, respectivamente.

El ahora desaparecido sociólogo enfatizaba que no existen fórmulas mágicas ni universales para la solución de los problemas sociales que se presentan normalmente en todo país. Se hace necesario la adaptación creativa de principios y conocimientos integradores.

El académico fallecido abogó siempre por la promoción y fortalecimiento de instituciones incluyentes y de mercados inclusivos. Indudablemente su obra es un referente. Es algo que indiscutiblemente necesitamos a fin de abordar los desafíos que plantean los problemas que hoy en día nos acechan.

Autor:
Giovanni E. Reyes
Ph.D. University of Pittsburgh/Harvard
Profesor, Universidad Colegio Mayor Nuestra Señora del Rosario
El contenido de este artículo es de entera responsabilidad del autor por lo que no compromete a entidad o institución alguna.

Como citar este artículo: 

Giovanni E. Reyes (15 de Abr de 2017 - primera publicación: 2017). "Sartori". [en linea]
Dirección URL: https://www.zonaeconomica.com/sartori (Consultado el 24 de Nov de 2017)




Secciones: