A.1.3 Cadena de valor del software

Por último, se explicará la cadena de valor de la industria SSI, diferente a la gran mayoría de las actividades económicas más conocidas, empezando por destacar que su proceso de producción resulta en un bien intangible cuya principal materia prima está compuesta por el conocimiento aplicado Segmento basado en información obtenida de dos trabajos: 5to Foro Federal de la Industria. Cadena del Software. Unión Industrial Argentina (UIA), 2005; y IERAL. Una Argentina competitiva, productiva y federal: Cadena de software y servicios informáticos. Documento de Trabajo N° 87. IERAL de Fundación Mediterránea, 2011.. El bien final, en consecuencia, es una transferencia de conocimiento avanzado que el consumidor final recibe en un formato material como un CD o DVD.

El primer eslabón surge de una necesidad que manifiesta una organización o individuo que requiere una solución de un tercero, o a partir de una idea de una firma programadora que quiere ofrecer una innovación informática, y el desafío de esta etapa es saber diferenciar la necesidad de los requerimientos necesarios. Esto puede abarcar la necesidad de relevar la actividad y estructura de la organización (y su contexto, industria, sector, etc.) a la cual se le brindará la solución, así como la especificación de los requerimientos técnicos y plataformas de implementación.

El diseño y desarrollo es la fase más importante, donde se llevan a cabo las actividades de conceptualización, análisis de requerimientos técnicos, diseño de módulos, entre muchas otras tareas que implican la “traducción” de la etapa de relevamiento de necesidades a la obtención de un solución aplicable de alto valor agregado. En esta parte del ciclo, el requerimiento de capital físico es ínfimo mientras que hay un uso intensivo del trabajo calificado, con costos fijos (o con un componente variable si al salario regular se le suma un plus por desempeño) y alto nivel de creatividad. El paso siguiente va a consistir en el testeo y evaluación del programa creado, para poder detectar posibles errores, analizar la funcionalidad hacia lo que fue diseñado y sugerir mejoras de implementación.

Una vez que el nuevo software es aprobado, viene el momento de la producción, que consiste en la reproducción del mismo en forma de soporte materiales (por ejemplo un CD), junto a la presentación del packaging y manuales de implementación. A diferencia de las etapas previas, aquí se necesita mayor capital y mucho menos trabajo calificado, con costos de replicación mínimos. Finalmente, queda la comercialización y distribución en dispositivos materiales donde se grabó el software, al que se le pueden agregar los servicios de implementación en la organización, capacitación, consultoría y/o posterior soporte técnico.

En una encuesta sectorial del año 20001, se destaca que el área de desarrollo es la que requiere mayor dotación de recursos humanos, con el 34%. Por debajo de este sector se encuentran los servicios de consultoría e implementación (21%) y soporte técnico. Obviamente, el estudio demuestra que las empresas dedicadas a las filiales o distribuidores de software producido en el exterior no emplean personas para hacer desarrollos, representando los empleados de comercialización la mitad de su plantilla total.

El trabajo del IERAL hace una observación muy interesante, referida a que el éxito en el desarrollo de SSI estará influenciado no solo por lo que hace la empresa programadora sino por sus clientes, que pueden ser vistos como una oportunidad pero también como una amenaza si no están familiarizados con las nuevas tecnologías y poseen bajo nivel de tecnificación en sus procesos, dilapidando recursos de la empresa proveedora de software que intenta otorgarle sus soluciones. Pero a su vez, los clientes pueden representar una buena oportunidad si las empresas (en especial, las que están formándose) se benefician de clientes experimentados, que trabajen con tecnología de vanguardia y proponen proyectos desafiantes.

Es así como una economía que acrecienta su base en el conocimiento es mutuamente beneficiosa tanto para las empresas que apliquen avances tecnológicos, como para sus proveedores, que deberán estar continuamente innovando para dar respuestas avanzadas a las necesidades que la vanguardia tecnológica requiere.

Como citar este artículo: 

zonaeconomica.com (08 de Nov de 2011 - primera publicación: 2011). "A.1.3 Cadena de valor del software". [en linea]
Dirección URL: https://www.zonaeconomica.com/software/cadena-de-valor (Consultado el 24 de Nov de 2017)




Impacto de los Clusters del Sector TIC en las Economías Regionales Argentinas (2003-2009)