Schumpeter

Schumpeter

Secciones: 

schumpeter

Por Dario Blatman

El primer punto de discusión que plantea Schumpeter, recae en la pregunta acerca de si el capitalismo favorece o no, el rendimiento máximo de la producción. También, el autor menciona que en la actualidad, vivimos en una edad monopolista.

Schumpeter define al capitalismo como un método de transformación económica, y destaca su carácter evolutivo y no estacionario.

El término “destrucción creadora”, lo utiliza para aludir al carácter evolutivo del capitalismo mencionado anteriormente. Es decir, la evolución se manifiesta entre otras cosas, con la apertura de nuevos mercados y el desarrollo de la organización de la producción. Esto genera una “revolución” de la estructura económica destruyendo lo antiguo y creando elementos nuevos. Es un proceso de destrucción por la introducción de innovaciones ya que las empresas que no se adaptan a las nuevas condiciones no van a sobrevivir; y es un proceso creador porque va a difundir sus beneficios a toda la economía. Schumpeter agrega que el proceso de destrucción creadora, es un hecho esencial para el capitalismo. En eso consiste el capitalismo y en eso debe también vivir cada creación capitalista.

Biografía de Schumpeter

Temas de Economía: 

Schumpeter nació en 1883 en lo que era el imperio Austro-húngaro. Uno de los hechos que marcó su juventud, fue el casamiento de su madre con un general de la armada, que elevó al niño Schumpeter de la clase media a la aristocracia austriaca. Este hecho llevó a que Schumpeter acceda a una educación rigurosa y a privilegios de las clases pudientes. Quizás esto haya influenciado en el hecho de que Schumpeter no sea en ningún sentido igualitarista. Schumpeter parece haber observado sólo dos clases de hombres: los ordinarios y los extraordinariamente dotados. El primero es importante solo como miembro de un rebaño, el segundo es un individuo de extraordinaria inteligencia, imaginación y coraje, es el agente del progreso humano. Para Schumpeter, algunos sistemas sociales son más favorables que otros para el despliegue de las fuerzas creadoras de los individuos dotados. El capitalismo en sus primeras etapas fue el que proveyó la atmósfera mas favorable a las actividades creadoras.